viernes, marzo 27, 2015

NOTICIA 1465ª DESDE EL BAR: 12 PLATOS DE CARNE

Ayer se inauguró en la Casa de la Entrevista, situada en la calle San Juan de Alcalá de Henares, entre la Plaza de los Santos Niños y la Plaza de Palacio, una exposición de Arte Contemporáneo a cargo de doce artistas complutenses. Con este acto se completa un cierto reconocimiento a los que hemos venido haciendo cosas culturales por esta ciudad de manera altruista prácticamente siempre y que nunca éramos llamados para absolutamente nada por el municipio, teniendo que ser nosotros mismos los que nos acercáramos a las instituciones con muchas y muy frecuentes insatisfacciones y puertas cerradas en favor de otro tipo de cultura alcalaína más oficial, por todos los de esta ciudad conocida. Escribo en primera persona del plural porque aunque en esta ocasión yo no tengo nada que ver con esta exposición, hay que recordar que la semana pasada tuvimos la oportunidad diversos poetas complutenses actuales de leer en la Sala de Exposiciones del Antiguo Hospital de Santa María la Rica. Lo que me pone un poco en guardia, teniendo en cuenta años y años de no hacernos demasiado caso, es que se produzcan estos hechos a un mes y medio de las elecciones municipales. Sean bienvenidas, en todo caso, estas ocasiones que se nos brindan, a las que, por cierto, asistimos y participamos, como siempre, de manera gratuita, y es que tampoco se entiende muy bien porqué siempre se nos ha de pedir que hagamos tal o cual cosa con nuestras creacciones de manera gratis. Me pregunto si el alcalde y los concejales estarían tan dispuestos a trabajar de manera gratuíta ellos mismos. Pero en fin, como nos gusta lo que hacemos, nos gusta compartirlo y amamos a esta ciudad, muy solícitos estamos todos encantados de poder ser parte de la cultura municipal. Una cultura más allá de la venta de la imagen de Cervantes y el Quijote, una cultura que convive con esa otra y que, al menos hasta algún momento de comienzos de los años 1990, era muy querida, aprovechada y promocionada por las propias instituciones, siendo desde esas fechas a esta parte conservada más por los dueños de los bares que por los políticos y promotores culturales locales.

No nos engañemos, tanto algunos de los poetas que recitamos la semana pasada, como todos los artistas de esta exposición actual, hemos pasado todos por los bares, recitando o exponiendo obras. Y los bares que más lo han cuidado en todos estos años son bares de rock, cafeterías muy determinadas y cierta vinacoteca. Precisamente todos esos negocios que el propio ayuntamiento les ha dado más de un problema de supervivencia vía multas policiales por las razones más peregrinas, a veces hasta surrealistas. Poder estar también en salas de exposiciones oficiales permite que todo aquel público que no va a los bares de rock, ni sale de noche, pueda disfrutar también de todas estas obras y de sus creadores locales, pero no se les debiera escamotear de la información de dónde viene qué y cómo se ha podido llegar hasta aquí, pues no ha sido precisamente gracias a facilidades municipales en años anteriores, todo lo contrario. Pensemos, yéndonos a otros tiempos y lugares de gente muy famosa, que los que ahora se deleitan con Picasso en el Museo de Arte Reina Sofía, a menudo prefieren no recordar que muchas de sus obras primeras salieron de inspiradas creaciones llenas de absenta y prostitutas en tugurios de París. Esperemos, no obstante, que este paso dado por el municipio de dar más cabida y posibilidades a sus creadores, retomando una forma de hacer las cosas de tiempos veinte años atrás, no sea algo anecdótico en año electoral y se vuelva a recuperar y consolidar. 

Pensemos además que en ambos encuentros hubo una gran cantidad de gente joven entusiasmada con lo que veían. No es mala idea tampoco revitalizar la cultura de la ciudad incluyendo a los artistas hasta la fecha menos oficiales y menos dóciles, sin hacer de menos ni ignorar a lo que ya había de manera más oficial en estas u otras modalidades de Arte, pues su trabajo también es un buen trabajo. No es que venga sangre fresca, es que ya existía esta sangre en la cultura de la ciudad, pero en otros círculos menos promocionados incluso por la prensa local; lo que sí podría ser un aire nuevo sería que la gente joven de la ciudad pueda sentir que el sentido de Cultura de la ciudad va mucho más allá que un mero concepto de venta turística del casco histórico. Y quizá por ese camino podría comenzarse a oir algo menos esa dolorosa queja en mucho vecino de la ciudad que dice "esto es un pueblo", en un sentido de limitación de sus aspiraciones.

La exposición de la Casa de la Entrevista sigue la trayectoria que ha tenido por mucho tiempo de sala de exposiciones de Arte Contemporáneo, a pesar de que en los últimos años ha tenido giros extraños y polémicos, como por ejemplo el intento de transformarla en Museo de la Brigada Paracaídista. No es que no tenga porqué existir un museo militar en la ciudad, ya que el ejército es fundamental en la Historia complutense, pero sí que es cierto que esta no sería su ubicación más idónea, quizá esta estaría mejor en el edificio que fue Cuartel de Lepanto, tan sin usar, o incluso en la Cárcel de Mujeres, a punto de caerse ante su estado de abandono. La ciudad ya perdió hace tiempo una sala de exposiciones de Arte Contemporáneo en los años 1990, que era la Capilla del Oidor, que desde entonces se usa para tener una exposición permanente de libros y objetos relacionados con Cervantes y el Quijote que, sinceramente, no creo que esté bien orientada ni levante todo el interés que podría tener. Y perdió también la ciudad ese promotor que era la Fundación Colegio del Rey a manos de tejemanejes políticos sospechosos para muchos aún hoy. 

Una de las cosas que me gustan de la actual exposición es que se haya editado un catálogo, que guardo ahora en mi casa firmado por varios de los artistas participantes. La exposición se llama "12 Platos de Carne" y participan doce artistas, que son:

Alba Eskabias
Alberto Cerezo
Gonzalo Lechón
Iván Chacón
Iván Correa
Laura Lucena
María Rivero
Miguel Rojo
Raúl Armenteros
Ricardo Zarza
Yolanda González
Zaida Escobar

Por supuesto, han quedado fuera otros creadores de la ciudad, como Ricardo Hernández, Rubén Martínez o Santi Álvarez-Dardet y muchos más, como el más famoso Toro Bravo, pero esperemos que ellos también tengan su oportunidad en breve. Sin embargo entre los artistas que participan en esta exposición temporal que durará todo el mes de abril, hay gente muy reconocida con diversos premios de pintura como Gonzalo Lechón o Alberto Cerezo, gente que tiene otro tipo de premios y colabora con el sindicato Comisiones Obreras en la creación de certámenes de pintura al aire libre y con el ayuntamiento en actos como la Noche en Blanco, como Zaida Escobar (que además es la coordinadora de este proyecto expositivo), gente que ha sido publicada su obra en el diario El País y se ha expuesto sus creaciones en lugares como La Tabacalera o el Museo del Ferrocarril o ciertas Navidades de Alcalá de Henares, Raúl Armenteros, está también un artista descendiente de uno de los poetas alcalaínos más conocidos del siglo XX, Iván Chacón, hijo de José Chacón, un fotógrafo como Miguel Rojo... En fin, sin volver a mencionar de nuevo a todos, todos los participantes tienen una trayectoria y una técnica de mucha valía y reconocimiento. 

Con Alba Eskabias tendremos enmarcados en un estilo entre rococó y romanticista órganos sexuales hermafroditas pintados a grafito de tal manera que recuerdan fotografías en blanco y negro. Con Alberto Cerezo nos acercaremos a la distorsión de formas humanas que nacen en un mundo adverso, en acrílico. Con Gonzalo Lechón se nos planteará la necesidad de reflexión ante las urbes actuales y el ser humano ante ellas, en material de planos sobre los que pinta sus figuraciones. Con Iván Chacón nos será mostrado el cuerpo femenino incompleto en lapicero y carboncillo. Con Iván Correa, a bolígrafo azul sobre tabla, tendremos retratos de animales como si fueran personas mirándonos a los ojos en una expresión tan sin expresión que no sabremos si nos cuestionan o simplemente nos están diciendo alguna cosa. Con Laura Lucena tendremos una aproximación al cuerpo de la mujer desde una perspectiva de visión propia del espectador, una perspectiva que parece de autorretrato fragmentado; tenemos de ella tres óleos que se acercan al hiperrealismo. Con María Rivero tendremos unas esculturas de escayola y unos grabados en relieve donde nos quiere lanzar la idea de la despersonalización del individuo en la sociedad actual. Con Miguel Rojo tendremos una idea similar en fotografías a maniquíes en serie de expresión humana o de caras borradas. Con Raúl Armenteros volvemos a sus esculturas de lámpara con materiales reciclados, si alzamos la vista al techo veremos su extraña araña de pies femeninos con cara, y si miramos a nuestra altura veremos su cuerpo femenino que sustenta un gran ojo que nos observa como nosotros observamos el cuerpo. Con Ricardo Zarza, acompañado de un poema del recientemente fallecido poeta complutense Pedro Atienza, tendremos en óleo dos personas, o seres, siguiendo su camino hacia un lugar borroso, distorsionado y desconocido. Con Yolanda González, también en óleo, se nos manda un mensaje sobre el ser humano y la Naturaleza, a la que sigue perteneciendo pese a sus avances tecnológicos, recomiendo su cuadro "Níveo", que es uno de los que más me han gustado. Y Con Zaida Escobar estaremos ante un estudio de las deficiencias en la visión representadas en grandes cuadros de técnica mixta, con pintura y café, que pretende reflejar la apariencia externa y apariencia emocional real de las personas.  

No he querido ahondar en la obra de cada uno de estos artistas, ni he querido dar grandes explicaciones o lo que yo he percibido. Dejo eso a vosotros, como posibles visitantes de la exposición, que es gratuita y que estará visitable por las mañanas y por las tardes de martes a domingo, aunque creo que sábados y domingos se cierra a las 15:00 horas, al menos el domingo. Id y gastad tiempo para la reflexión, cada una de las obras se lo merece, tienen mucho detrás de sí como para plantearnos preguntas a nosotros mismos e ir contestándonos lo que nos parece que nos ayuda cada obra a reflexionar. El Arte no necesita de expertos para ser apreciado, necesita de personas capaces de apreciar que cada obra es una invitación a ahondar en nosotros mismos y las cuestiones que nos plantean. Son estimulantes. 

Algunas de estas obras ya habían sido expuestas en algunos bares de la ciudad o en algunos lugares de Madrid, ahora simplemente se nos brinda la oportunidad de verlas sosegadamente, sin los ajetreos propios de esos ambientes, y sobre todo se nos brinda la oportunidad de ver por primera vez a todos estos artistas expuestos juntos, y ayer incluso se les vio juntos en persona. Igual que la semana pasada lancé la idea de crear una antología de poesía de autores complutenses para que la recoja quien tenga posibilidades económicas para realizarla, lanzo aquí la idea de que el municipio cree una sala de exposiciones permanente dedicada a obras de autores contemporáneos complutenses, con salas de exposiciones temporales, no sería algo inédito, pongo por ejemplo que esto ya lo hay en Cádiz, Sevilla, Santiago de Compostela o Bilbao. Eso, junto a la realización del prometido y nunca realizado Museo de los Madrazo en el Palacio de los Casado, sería algo ideal y yo diría que parte necesaria para revitalizar el panorama cultural alcalaíno.

Saludos y que la cerveza os acompañe.  

5 comentarios:

Canichu, el espía del bar dijo...

Igual que pasó con el encuentro de poetas de la semana pasada, tampoco en la inauguración de la exposición hubo representantes políticos del ayuntamiento. Igualmente digo que bien está, pues si no les interesa, está bien que como personas que son con sus propios gustos, no vayan. Espero que esto mismo lo apliquen esta Semana Santa ellos mismos a todos aquellos políticos que se nieguen a ir de procesiones religiosas, porque en años anteriores no se han hartado de criticarles por no ir alegando que era su responsabilidad ir como servidores públicos. Así que esto es así: si no te gusta, no vayas.

argonauta dijo...

Amén.

Zaida Escobar dijo...

Pero que bien escribes Canichu, no has podido decirlo mejor. Enhorabuena por saber representar con tus palabras todo lo que pienso y lo que siento. Eres genial

Antonio M. Moreno dijo...

Suscribo todo lo dicho por Canichu. Todo.

Canichu, el espía del bar dijo...

Pues veo que coincidimos. Gracias por leer.